Dec 13, 2016

La Moringa en los platos típicos salvadoreños

Img_0127_large
crédito de foto:La Moringa oleífera es la especie más conocida de trece especies del género Moringácea. Fotos cortesía de Eduardo Barahona.

Por Alfredo Carías

Como decía el escritor Roque Dalton en su “Poema  de Amor”, los salvadoreños somos los comelotodo. 

Esta frase podría aplicarse muy bien a la experiencia que están haciendo las madres y padres de familia de los cantones del municipio de Nejapa al sur de la capital, quienes se las ingenian para darles de comer las hojas y el polvo del árbol de la moringa en los platillos típicos salvadoreños como las pupusas y la sopa de gallina india; y así hacerlo más apetecible al gusto de sus hijas e hijos nos comenta la señora Irma Castaño, habitante del cantón Las Marías 1 en dicho municipio.  

Nos dieron árboles de la moringa así les hacemos sopas y así se los comen (nuestras hijas), nosotros le decimos que es mora u hoja de gallina, al principio no le gustaba pero ahora sí se las comen, porque hace unos meses que lleve a mi hija a consulta me estaba pesando 19 libras, estaba bien baja de peso, ahora que empezamos con todo lo del proyecto de los árboles de la Moringa ha subido bastante de peso, en este momento pesa 22 libras”, señalo doña Irma.

La infante Maybelline Cristina de 4 años de edad (los pies en la foto) nos dice que les gustan las sopas (de gallina india) y las pupusas a base de la hoja de la Moringa. 

Y yo comí una pupusa de moringa una vez, y ahora yo me como dos pupusas de moringa, me gusta la moringa, bien rica la pupusa”, aseguro la niña Cristina con una sonrisa tímida en su rostro. 

Las pupusas son conocidas como el plato nacional de El Salvador. Las pupusas son tortillas hechas de masa de maíz o de arroz hecha a mano.

La palabra “pupusa” proviene de la combinación de la palabra “púpu” (revuelto) y “tsa” (abultamiento), que significaría “abultamiento relleno”. Las pupusas se pueden preparar con rellenos diversos  y mezclas como fríjoles refritos, ayote, hojas de espinacas, mora, chipilín, chicharrón, solo queso, queso con loroco, queso con jalapeño, queso con ajo, hasta con camarón, pescados, pollo, entre muchas otras posibilidades que incluye ahora a esa larga lista la hoja de la moringa.

Estas historias del ingenio culinario salvadoreño son parte de la experiencia que se está probando con la moringa para reducir los índices de desnutrición en la niñez de las comunidades del Bonete, Conacaste, El Llano, Las Marías I y II, Mapilapa y Tutultepeque, en el municipio de Nejapa, que se encuentra a una distancia de 21 kilómetros de la ciudad de San Salvador, El Salvador, en America Central.

Y el experimento parece estar dando muy buenos resultados en la mejora de la talla y peso de los infantes. Además ha mejorado la salud de los adultos, como nos explica Cristina Sánchez pobladora del caserío Las Marías. 

Me ha ayudado bastante porque tuve una recaída con los triglicéridos y colesterol pero cuando empecé a usarlas (hojas) en la sopa, en el arroz. Me hago tés que me ayudan a relajarme y ahora ya no tomo pastillas para mi salud”, manifestó Sánchez.   

Por sus valores alimenticios y nutricionales la hoja y polvo de la moringa ha contribuido que el 80% de la niñez supere los índices de desnutrición en cuanto a la talla y peso, ahora están en niveles normales, es un beneficio para el desarrollo del municipio, en cuanto a niveles de desarrollo de la inteligencia física y mental  de niñas y niños de Nejapa detalló Flor Gámez, coordinadora del proyecto “Agua, Salud y Nutrición para Todas y Todos”, de la Asociación Salvadoreña de Ayuda Humanitaria PRO VIDA.

El árbol de la moringa tiene sus propiedades benéficas para la salud humana. Por ello, las personas de las comunidades de Nejapa están usando el polvo de la hoja para prevenir o curar enfermedades, tratar la desnutrición en especial en mujeres embarazadas o en su periodo de lactancia materna y mejorar la nutrición de la talla y peso de 105 niñas y niños hasta la fecha en dicho municipio, según detallan los resultados médicos comunitarios. 

Comentarios

No hay comentarios todavía.

Añadir comentario